Elena Gómez [Coda Sonora]

"Toda mi vida se ha desenvuelto en la creatividad constantemente sin ser consciente hasta hace poco de lo maravilloso que es eso y de las posibilidades que ofrece"

Elena Gómez es la responsable del proyecto Coda Sonora, el cual, es también un testimonio de dedicación a su mayor pasión: la música. Una pasión que quiere compartir con los demás, ayudando a crear un proyecto musical completo de manera independiente, tanto a los que quieran descubrir nociones básicas como a todo aquél, como Elena, que quiera hacer de su amor por la música una forma de vida.


Así que aprovechamos para hablar con ella para descubrir en profundidad un proyecto que trasciende lo establecido, acercándonos la música, y todo lo que le rodea, con ilusión.


¡Hola Elena! ¿Cómo estás? ¿Cómo has ido sobreviviendo con la música durante estos tiempos pandémicos?


¡Hola Alejandro! Muy bien, la verdad es que la música a mí personalmente me ha acompañado siempre en situaciones para las que quizá no haya estado preparada.


Pienso que el arte nos remueve y a la vez nos salva. Estos tiempos son difíciles, pero sobre todo aquel periodo de confinamiento del año pasado en mi caso ha sido cuando más tiempo dedicaba a la guitarra, a componer y a grabar, que es lo que siempre me ha gustado.


¿Cómo surgió hacer un proyecto como Codasonora? (Brrum brrruumm! Jajajaja -es broma-) ¿Cómo lo definirías? ¿Cuál es el propósito?


jajaja… pues este proyecto surge ¡con muchas ganas! :), a partir de 24 años haciendo música en segundo plano, ya que siempre lo he compaginado con los estudios y mi trabajo, hasta que un buen día me pregunté… ¿Qué puedo hacer para que ese segundo plano se convierta en el primero y así poder dedicarme de una vez a lo que siempre he querido? Entonces pensé que con la formación de todos estos años en el campo creativo, musical y del diseño, podía aportar mi granito de arena a esta sociedad.


Por esto mi propósito con Coda Sonora es ayudar a cualquier artista a crear un proyecto musical completo de manera independiente.


Quiero orientarlo desde una base de composición de canciones creativa, enseñarles a grabar y producir su música para una posterior difusión desde las principales plataformas digitales como Spotify, iTunes, Amazon Music, SoundCloud, etc., dejando bien atados los temas legales para que se reconozcan sus derechos en entidades como SGAE, la AIE o la Propiedad Intelectual y después llevar a cabo estrategias publicitarias que les ayuden a llegar a más personas. Finalmente, para que el proyecto funcione del todo, también quiero ayudarles con el diseño gráfico y web, que ha sido mi trabajo principal en estos últimos 10 años y que es tan importante como sus canciones.


Todo este conjunto será una carta de presentación muy potente para los artistas que quieran trabajar conmigo.


¿Hay mucho desconocimiento a la hora de construir un proyecto musical? ¿Se tiende a simplificar y tergiversar este propósito? Muchas veces encontramos artistas con talento, pero ninguneados por el mercado. ¿A qué piensas que puede ser debido? ¿Hasta qué punto son necesarias las nociones de marketing y estrategias comerciales?


Normalmente las personas no suelen formarse en todas las partes de la construcción de un proyecto, con lo que siempre hay desconocimiento, sobre todo cuando empiezas.


Primero haces canciones, luego buscas grabarlas, después quieres registrarlas, luego necesitas que alguien diseñe tu branding, tener una web… y así con todo. Pero para mí hay algo mucho más importante a la hora de construir un proyecto musical y es que hay muchos factores que pueden impedir que empieces a hacerlo, y no debemos dejar que esto pase, como son: la frustración de estancarte en tu trabajo creativo (siempre compongo de la misma manera y no veo avances, me aburro y dejo las canciones a medias, todas suenan igual…), el dinero (grabar un disco de calidad en un estudio sale muy caro), las influencias (a veces puedes tener al enemigo tan cerca, que no te das ni cuenta: unas personas no creen en que un día se reconozca tu trabajo y tus canciones puedan llegar a más gente, otras te miran como si estuvieras loca cuando hablas con ilusión de tus metas musicales o cuando les dices que quieres dedicarte a esto).


Creo que la mayor parte del desconocimiento está en los temas legales y en cómo llegar a tener presencia en el mundo de la música, cómo hacerte ver y cómo entrar. Y lo primero que se necesita para empezar, es un trabajo de calidad completo para después poder enseñarlo, difundirlo, hacer marketing y promocionarlo. Si no te haces ver, no van a venir a buscarte.


Respecto a los artistas ninguneados, ufff… (podría tirarme horas hablando sobre esto). Hay tanta gente con talento y con tan poca visibilidad… En estos 24 años lo he vivido, lo he visto, he tocado y compartido escenario con personas que tienen auténtica magia, que hacen maravillas con su voz y su instrumento. Pero el mercado es más bruto que eso. Para la industria musical todos somos ovejas. Las radios más escuchadas meten a saco en nuestros oídos uuuuna y otra vez las mismas canciones en bucle.


Faltan programas de música independiente, donde mezclen estilos, muestren artistas emergentes que aporten algo diferente, mayor diversidad musical y cultural dentro de la música. Pero es un mundo tan grande y tan pequeño a la vez, dominado por las ganancias, la persuasión en masa, la obsesión de llegar a una adolescencia consumista… dinero, dinero y dinero, y este es el “pequeño detalle” que tapa todo ese gran valor que nos puede dar la música.


Por otro lado, las estrategias comerciales y el marketing creo que son imprescindibles para que tu música pueda llegar lejos. Para que te escuchen tienes que ir dando impulso desde abajo, atraer fans, crear comunidad y hacerte ver.

Otro gran desconocimiento es el referido a la monetización. Muchas veces se embarcan artistas en proyectos artísticos sin tener en cuenta la contribución o las tarifas que deberían establecer por su trabajo. En ese sentido, encontramos muchas veces artistas que se quitan dinero, o se “bajan los pantalones” para poder conseguir encargos que les den otro capital, como es el prestigio o la difusión.




¿Qué aconsejarías a todos ellos que optan por esta opción?

Acabas de abrir un melonar… :D.


Hay muchos que piensan que los que hacemos música (o cualquier trabajo creativo o artístico) lo hacemos por amor al arte y no lo consideran un trabajo. Y otros, directamente, se aprovechan. Como muchos otros, yo también he pasado por esas experiencias.


Deberíamos ser fieles a nuestro caché, pero a veces no es fácil, porque depende sobre todo de la situación económica o personal en la que se encuentre cada uno para poder decidir si le compensa lo que le ofrecen.


Es cierto que hay oportunidades en las que aunque no sea del todo justo lo que te ofrecen, te puede salir bastante rentable (dependiente del caché que tengas). Por ejemplo, salir en la tele con canciones en las que tienes el 100% de los derechos, aunque no te paguen por hacer tu trabajo como artista que es estar allí y tocar, puede salir muy rentable por dos partes: el tema de los derechos y por el de darte visibilidad.


Yo sólo les puedo hablar de algo que a mí personalmente me ha ayudado mucho después de un largo camino de autoconocimiento (en el que sigo), y esto ha sido el aprender a poner límites. Lo que hacemos es un trabajo y nuestro trabajo tiene un valor. Ahí es donde tenemos que decidir, valorar y valorarnos (pero como en cualquier trabajo o en cualquier otro ámbito): ¿esto es bueno para mí?, ¿es bueno para mi trabajo?, ¿me perjudica de alguna manera?… decide desde ahí. Lo que hagas estará bien.


Siguiendo este hilo, otro gran desconocido es el referido a los derechos de autor. ¿A qué crees que es debido?


Creo que no interesa que se sepa cómo funcionan los temas legales y la recaudación de derechos. Es algo que genera tantísimo dinero… Por ejemplo, la televisión y la radio son muy rentables en este sentido. Algunos artistas ni siquiera saben que tienen que cobrar por los conciertos en directo que ofrecen en las salas, otros no saben cuántas veces se cobra al año, qué derechos les corresponden, ni cuándo se pueden reclamar esos derechos. Es muy triste, pero es así. Hay veces que no cobramos por nuestro trabajo por desconocimiento y como no se reclama, se queda ahí para otros.


Nos encontramos en un mundo que muchos quieren embarcarse en un proyecto artístico, y a veces no sabemos si es por reconocimiento o porque quiere de verdad expresar algo determinado. ¿Qué aconsejarías a todos aquellos que quieren embarcarse en un proyecto musical? ¿Qué deberían de tener en cuenta?


Lo primero, tener confianza, buena autoestima, autoconocimiento, muchas ganas y pasión en lo que haces (no debemos poner foco en lo que resta). Con esto se tiene la mitad del trabajo hecho y empezará a venir lo demás.


Algo que tampoco se debe descuidar es la constancia, la disciplina y la formación continua para mejorar.


Y a la hora de componer canciones, que serán la base de nuestro proyecto musical, para mí el proceso creativo es lo más importante. La creatividad nos permite ser libres y dar soluciones diferentes a los problemas que nos surgen (en cuanto al día a día, también) y hará que no nos estanquemos, que nos motive nuestro trabajo y creamos en él. Hay que ir cambiando y renovándose.


¿Qué podemos esperar en el futuro de Codasonora? ¿Qué nos podemos encontrar en un curso?


Ahora mismo en Coda Sonora hay dos servicios disponibles:


1. Un curso online personalizado de composición musical creativa para cantautores, compositores, músicos, etc. que quieran o necesiten:

  • Aprender a componer de manera sencilla.

  • Mejorar sus composiciones.

  • Desarrollar su creatividad musical.

  • Tener un montón de recursos a mano que les faciliten su trabajo.

  • Nuevas técnicas creativas para la generación de ideas.

  • Disfrutar del proceso creativo y tener diferentes opciones para ello.

  • Terminar sus canciones y por fin dejar los bloqueos de lado.

  • Crear una canción completa (letra, música, melodía y arreglos de todos los instrumentos).


Esta formación incluye varios extras, entre ellos un curso completo de grabación digital mediante un DAW para grabar sus maquetas con mayor calidad.


2. Varios packs de diseño para artistas que necesiten una marca, un logo, una portada para su single o álbum, una web, material corporativo, merchandising o tiradas de discos físicos o vinilos.


Más adelante empezaré a compartir contenido e impartir cursos de producción musical para que el artista aprenda a ecualizar, masterizar para sacar un buen sonido a sus canciones y subirlas a las principales plataformas de escucha y planificaré asesorías sobre temas de registro de canciones.


¿Podrías comentarnos tu camino, es decir, cómo decidiste sumar a tu proyecto musical el poder ayudar a otros artistas?


Mi camino empieza a los 12 años, cuando decido estudiar guitarra, y es cuando empiezo a componer. Mi formación musical han sido 8 años de guitarra, dos años de lenguaje musical y estudios de armonía en la Escuela de Música Creativa de Madrid.


Soy cantautora y he formado parte de varios grupos musicales durante 10 años como cantante, guitarrista y compositora. He grabado 4 álbumes y participado en certámenes y festivales a nivel local y nacional. También estudié producción musical para poder grabar mis propias maquetas y sonar mejor.


Me licencié en Bellas Artes, y fueron 5 años de creatividad sin límites a partir de una disciplina y trabajo constantes. También me formé como musicoterapeuta, y esto fue una gran fuente de formación y autoconocimiento donde trabajamos la creatividad desde nuestra más pura esencia como personas.


También soy diseñadora gráfica, web y UX desde hace 10 años.


Al echar la vista atrás me di cuenta de todo el recorrido y los conocimientos que tenía y decidí que podía hacer algo por los demás a partir de mi experiencia.


Por una parte mi experiencia personal, de autoconocimiento y de estos 24 años dedicada al desarrollo de la creatividad, me permite ayudar a otras personas a que confíen en ellas mismas desde la música, a crear desde valores como la libertad y la sensibilidad, a trabajar desde la calma y desde la flexibilidad para que construyan lo que les dé la gana. Porque la creatividad es ser libre y sale de nuestra esencia, de quienes somos y de lo que llevamos dentro y sólo así nuestra música llegará a otras personas con la misma intensidad con la que nosotros expresamos lo que nos pasa.


Y por otra parte, a partir de mi experiencia laboral como diseñadora y todo mi recorrido musical, puedo dirigir mi ayuda a ofrecer una carta de presentación de calidad y formación sobre composición creativa y producción musical (las tres cosas que me apasionan).


En definitiva, toda mi vida se ha desenvuelto en la creatividad constantemente sin ser consciente hasta hace poco de lo maravilloso que es eso y de las posibilidades que ofrece.


Y mientras construyo Coda Sonora, continúo formándome para que el proyecto crezca hacia mi propósito.



¿Qué estilos musicales te gustan? ¿Y por qué? ¿Cómo llegaste a ellos?


Mis grupos favoritos desde pequeña son The Cranberries, Queen, The Smashing Pumpkins, Nirvana, Offspring, Oasis, The hives… ¡hay tantos! Madonna, Simón & Garfunkel, Tontxu, Javier Álvarez, Ella Baila Sola, Antonio Vega, Mecano, Ace of Base, No Doubt, Bell Book & Candle, Michelle Branch, Yann Tiersen…hasta El Consorcio. Bueno venga y a las Spice Girls también las escuchaba (era muy fan, ¿vale?). Y también escucho reggaeton a veces (ya que estoy…).


Actualmente escucho mucha música diferente, me gusta la música de ritmos bailables, de otros lugares y pegadiza, la música sencilla pero bien empastada. Esos sonidos chill que combinan tan bien con ritmos, melodías…


Desde siempre me ha gustado la música melódica y nada monótona. Lo que escucho ahora es sobre todo música muy fresca, diferente. Hace poco me dijeron que escucho música muy rara… claro, si no la conoces, como no te la sabes… es rara, ¿no? jajaj…


Me encanta la música independiente (me encanta el indie rock con sus distorsiones de guitarras) y Spotify me abrió un mundo enorme hace años porque sigo descubriendo mucha música. León Benavente me parece brutal, Viva Suecia, Safree, Florence & The Machine, The Black Keys, Bomba Éstereo, Mula, Sandra Bernardo, Delaporte, Fuel Fandango, Zahara, Jain, Belako, Carolina Durante, Tronco, Napoleón Solo, Hidrogenesse, Cariño… y muchos más.


Y sobre estilos musicales me encanta el Indie Rock, el Chill Out, la Electrónica, el Afrobeat, la música Tropical, los sonidos colombianos (Nuevo Macondo) la Bossa Nova, el Jazz…


¿En qué más proyectos andas metida? ¿Qué podemos esperar de Elena próximamente?


Ahora mismo estoy estudiando producción musical con Ableton Live y montando mi estudio para conseguir un sonido del todo profesional. También trabajo diseñando un proyecto sobre fitness y esta semana empiezo con un diseño web para el proyecto mondo.


Y ¿qué podéis esperar de Elena? Pues ahora mismo he terminado de diseñar la web de Coda Sonora y acabo de lanzar el blog. Sigo preparando cosas nuevas para ofrecer contenido y formación (pronto espero poder hacer un webinar gratuito) y aportar más valor a los cursos que estoy creando.


Así voy dando forma a este proyecto tan mágico y motivador para mí.


Web | Instagram

© 2023 by ENERGY FLASH. Proudly created with Wix.com

  • unnamed (2)
  • unnamed (4)
  • unnamed (3)
  • Bandcamp-button-bc-circle-black (
  • unnamed (1)
  • unnamed (5)
  • unnamed