K-Effect

Actualizado: mar 25

"Una mano siempre cuida a la otra"

El talento de David Martín (aka. K-Effect), sobresale para engrasar celestialmente una sensibilidad electrónica que cuesta cada vez más hallar. Tan clásico como analógico como discreto y creativo, este gran productor, inconfundible en su trabajo bajo sellos de la talla de Nein, Roam o Esthétique, se adentró en el mundo de la música siendo un niño, y desde entonces, no ha parado, hasta entrar en una admirable liga difícil de alcanzar.


Hola David, ante todo, es un placer tenerte con nosotros aquí. Nos gustaría empezar por lo más visible, ¿a qué es debido tu nombre artístico?


En primer lugar, agradecerte la entrevista y la oportunidad de colaborar.

Cosas como estas nos ayuda a los artistas a que nos conozcan y creo que es un beneficio para todos y agradezco mucho tu labor.

A mi en mi pueblo me llaman Kote desde pequeño y a mi amigo Diego, con el que empezamos el proyecto le llamamos Kali desde siempre también,así que era normal que la K estuviese presente en el nombre del grupo y así se nos ocurrió el efecto (K).


¿Cómo llegaste a la música? ¿Y a la música electrónica?


A la música llego a los 6 o 7 años, ni lo recuerdo ya con lo que ha llovido...

El caso es que iba a las ferias de los pueblos de

alrededor con mis padres de pequeño y en las verbenas, recuerdo que lloraba en los brazos de mi madre, pero no me dolía nada, era pura emoción por la música y comprendí sin tardar que mi vida iría

relacionada con la música de por vida.

Pronto me apunté a clases de solfeo y me compraron un acordeón/piano en la que destaqué sobremanera y quedándoseme pequeña en pocos años en los que continué con toda clase de sintetizadores de la época ochentena.

Quizá también ese fue mi primer paso a la electrónica sin saberlo.

Cuando tenia 12 años, el padre de un amigo hizo un discotecón de esos que hacían en los 80 con capacidad de 1000 personas en un pueblo de 2000 habitantes y la misma tarde de la inauguración me llevó a verla mientras los obreros remataban todo y aun sacaban escombro a pocas horas de abrir.Era un 12 de septiembre, el día antes de la pólvora de mi pueblo, jamas lo olvidaré.

Cuando vi el equipo (JBL) y las pruebas de sonido, los neones, los flashes,supe que esa cabina sería pilotada por mi y asi fue pues en solo 2 años (con 14) ya era el Dj principal de la sala hasta que me fueron llamando de muchas

y muchas otras por toda la provincia y por todo el Pais.


¿Cómo ha influenciado tu educación musical en tu posterior trabajo?


Me gusta mucho esta pregunta por que es un debate que he tenido con aficionados o aspirantes a productores que por cierto, no han llegado a nada entre

otras cosas por pensar así.

No digo que esto pase en todos los casos, pero saber música y armonía es un 70% del éxito en una

composición musical.

Pongamos que hay productores que empiezan a componer un track, se sientan en su DAW y empiezan metiendo los Kicks o cualquier otra pista de percusión,

¿ok?

Todos los paquetes de audio que hay en el mercado para percusión o cajas de ritmos etc etc vienen en Do por defecto. A la hora de introducir melodías o notas simplemente, es muy frecuente que si no sabes música intentes meter notas de color blanco, que son mas gordas y hay mas que las negras jaja, ¿no? Esto hace que muchos productores lo hagan en Do,Sol o Fa Mayor,que solo tienen una nota negra en su escala y la puedes saltar por encima.

Está comprobado y estudiado que depende de la escala y la tonalidad que le des a tu track, provocará unos sentimientos u otros y en mi caso que ando entre el La menor, Mi Menor o Sol Sostenido entre otras hasta el efecto mas insignificante lo modifico para que esté en la

tonalidad en la que he decidido hacer el track.

Esto es un trabajo de chinos, pero yo lo hago desde

siempre y el resultado se aprecia muchísimo.

Yo diría que mi formación musical no solo ha influido en mi trabajo, sino que es el único pilar para poder sentarme frente a mi DAW y no tirarme de los pelos.


¿Algún referente a destacar de aquélla época?


Te diría Jean Michelle Jarre por destacar a uno que en mi época era como algo extraterrestre y yo tocaba sus canciones con los synths que me dejaba un amigo que tocaba profesionalmente en grupos y me enseñó muchísimo, pero creo que hay, ha habido y habrá gente extraordinaria en todos los campos, sean musicales o de cualquier otro género y todos aportan muchísimo a diferentes personas que sigan esos determinados trabajos... Yo no soy mucho de mitificar, hay artistas que me aportan y otros nada, absolutamente nada,así que a parte de Salvador Dalí que es el único genio que tengo como referente y me ha

echo llorar viendo su obra, poco más que destacar.


¿Qué vino antes, la producción o el deejing?


El deejing por supuesto, como ya he explicado antes.

Ya estaba harto de tocar technics y vinilos antes de ver el primer Comodore Amiga y por supuesto ningún cacharro analógico de producción que vi años más

tarde...


¿Cuál es tu criterio musical a la hora de producir? ¿Y de pinchar?


En la producción no tengo un criterio más allá del sonido y la mezcla... Es lo único que me preocupa, que todo suene contundente y limpiones a lo que mas tiempo le dedico antes de hacer el bounce para que en la masterización afloren esos matices que le doy en la mezcla.

Pero criterio musical no tengo ninguno por que depende del día estoy mas oscuro, mas melódico o directamente no puedo sentarme a producir por que saldría algo como el retrato de Dorian Grey pero en forma de canción jajaja.

El criterio a la hora de pinchar es diferente para mi y en esto soy muy estricto.

Desde que iba de fiesta a mi sala fetiche ahora desaparecida y derribada hace pocas semanas (ATTICA), aprendí que las sesiones han de ser progresivas sin excepción como hacía mi amigo el maestro KIKE Radikal y siempre me ha ido bien con este criterio y esto siempre lo miro con lupa antes de crear un playlist al igual que aparte de BPMs intento seleccionarlo armónicamente para que todo vaya ligado

Musicalmente, armónicamente y rítmicamente progresivo.


¿Cómo llegaste a la masterización?


A la masterización llegue hace 3 años más o menos, cuando comprendí que todo pasaba por ahí, aunque en principio todo empezó como intentando saber de frecuencias para enfocarlo a la producción a base de cursos por aquí y por allí, miles de horas de lectura y una vez que eres un técnico en sonido y sabes todo de frecuencias, la masterización es el siguiente paso natural.



¿Cómo llegaste a trabajar en un sello como Nein Records? ¿Qué ha significado para ti este hecho?


Esto es algo muy curioso...

Nein ha sido mi sello favorito desde que empecé como K-Effect, pero esa música

no sonaba como a mi me parecía que debía sonar. Había tracks, muchísimos tracks increíbles, espectaculares, de llorar pero que sonaban de pena en un club y eso tenia que cambiar, sobretodo si estaba en mi mano hacerlo...Así que, arriesgándome muchísimo a que Neil me mandase a la mierda, hablé con él detenidamente y le propuse un trato que hasta hoy no nos ha podido ir mejor a ambas partes. Esto ha significado que otros sellos importantes y muchos productores famosísimos, hagan que todo su trabajo pase por mis manos antes de enviarlo a los sellos, por supuesto.

También como Dj, mi trato con Nein me ha echo salir fuera, y aunque ya he salido anteriormente a Oslo, Toulouse, Estocolmo, Bélgica con mi música, gracias a Nein también he ido a Berlín o Lithuania por ejemplo. Algunas de estas han sido de localización secreta para publico muy selecto y otras fiestas absolutamente privadas para millonarios musicalmente exigentes.


¿Con qué otros artistas y sellos has trabajado? ¿Qué has aprendido de cada uno de ellos?


La verdad es que he trabajado con infinidad de artistas y sellos, no me acordaría de nombrar a todos y supongo que de cada uno vas cogiendo algunas cosas y enseñando otras.


¿Cómo ha cambiado tu enfoque de trabajo desde que empezaste hasta ahora?


Mi enfoque de trabajo ha cambiado radicalmente en este sentido. Antes todo lo enviaba a sellos para publicar y darme a conocer, pero viendo el panorama actual, solo publico en sellos donde masterizo o cobrando una pequeña cuota simbólica si tengo que hacer algún EP o remix por encargo si se trata de otro sello para el que no trabajo como mastering. Se acabó hacer

música gratis para cualquier sello.

Una mano cuida a la otra, como siempre digo y ya no hago nada gratis. Vivo solo de esto y mi trabajo se paga.



¿Cómo valoras el mercado musical nacional? ¿E internacional? ¿Tenemos mucho que aprender del mercado de fuera?


Aquí está todo monopolizado y no es fácil que te llamen para pinchar por este motivo precisamente, pero creo que hay artistazos cojonudos dentro y fuera del país, como en los demás países. Si algo tenemos que aprender del extranjero es eso, fomentar a más artistas nacionales que solo pueden desarrollar su trabajo en el extranjero porque aquí está todo copado por ese

monopolio al que me refería antes.


¿Y a nivel de clubs? ¿Crees que los promotores volverán a amar la música? ¿Hay vida más allá de los monopolios? ¿Cómo ves el futuro?


No, por el momento no lo veo nada claro. Seguiremos así unos cuantos años más. De nuevo, una mano cuida a la otra, pero en este caso es un mamoneo de colegas que resultará que ni una cosa ni la otra. Eso lo llevo viviendo hace más de 20 años y sé como va el tema.

La gente va a codazos en las cabinas, todos muy colegas, pero no me adelantes que te meto el codo por la derecha.


¿Con qué artistas te encantaría trabajar? ¿Y sellos?


Tampoco lo tengo muy claro... Como ya he dicho antes, no soy muy de mitificar ni tengo un prototipo de artista cumbre por el que perdería el culo por trabajar con el. Y en cuanto a sellos, cuantos más mejor, evidentemente, pero estoy absolutamente feliz con los sellos que trabajo ahora mismo como Nein, Roam o Esthétique del cual soy socio al 20% junto a Damien Rst y sound designer en exclusiva de la etiqueta.


¿Podrías revelarnos algún proyecto presente y futuro?


Estoy preparando varios proyectos en forma de colaboración con cantantes de diferentes países desde europa hasta EE.UU y de diferentes géneros que han accedido a prestarme sus voces de forma desinteresada o incluso me han pedido formar parte de

alguna de mis canciones.

Es por esto que me decidí a hacerlo y traerlos a mi estilo musical y haciendo lo posible para que se sientan cómodos sacándolos de su zona de confort habitual.

Estamos trabajando en ello y hay un par de cosas terminadas, la primera con el maestro Leonor y con Maëlle, la reciente ganadora del Show Talent (La Voz) 2018 edición Francia... Un auténtico lujo para mi carrera y que no sé si voy a superar en los años que me queden de producir música.


Para terminar, ¿hacia dónde se dirige K-Effect?


Nunca se sabe, pero intuyo que mi futuro está en la

masterización cuando deje de salir a pinchar o incluso si algún día dejo de producir. El 90% de mis producciones van destinadas a usarlas como Dj y no las comparto ni las pongo a la venta, sino que las uso para dar exclusividad a mis set.

Es lo que digo de regalar el trabajo y es que está claro que una mano siempre tapa a la otra.

© 2023 by ENERGY FLASH. Proudly created with Wix.com

  • unnamed (2)
  • unnamed (4)
  • unnamed (3)
  • Bandcamp-button-bc-circle-black (
  • unnamed (1)
  • unnamed (5)
  • unnamed