Marcos Garrido [Delay-Store]

Actualizado: abr 1

"Simplemente quiero mostrar lo que es Delay-Store: autenticidad"

Delay-Store es una marca de ropa de streetwear valenciana inspirada en la música electrónica. Centrados en piezas elegantes y cómodas, con diseños serigrafiados, su colección se presenta como un claro homenaje a esta música, pero sobre todo, al espíritu que le acompaña. Never Miss A Beat es el lema que reza este singular proyecto, que apuesta por un sentido positivo y vitalista de la vida, donde el baile se convierte en el eje que regula un presente complejo y un futuro difuso. Para alcanzar la simpleza y la lucidez se requieren, paradójicamente, experiencia y capacidad de saber liberarse de la limitación de los condicionamientos, y sus diseños son un claro testimonio de ello, donde las diferencias cromáticas se suspenden mientras el ritmo se eleva. Así pues, aprovechamos el encuentro y hablamos con su artífice: Marcos Garrido.

¿Quién es Marcos?

Marcos es un valenciano de 35 años amante del baloncesto, el diseño y la música electrónica entre otras muchas cosas. Una persona a la que le encanta viajar, estar con sus amigos y disfrutar el tiempo al máximo.


¿Cómo surgió el proyecto de Delay-Store?

Delay-Store surge en un momento de mi vida muy importante, en el que necesitaba pegar un giro de 180º. Por una parte tenía la necesidad de exprimirme al máximo en algo en lo que realmente sintiera pasión, sintiéndome orgulloso de verdad conmigo mismo e invirtiendo así mi tiempo únicamente en mí y no en una empresa.

Y por otro lado tenía la necesidad moral de aportar mi granito de arena en recuperar parte de esa identidad cultural y musical a través de la estética que se perdió hace muchos años en Valencia, siendo una marca valenciana 100% buscando el reconocimiento de la gente para que la haga suya y se sienta orgullosa de ella.


¿Y el nombre? ¿Cómo surgió?

Pues estaba una tarde pinchando en casa (es una de mis pasiones) y en uno de los momentos en los que estaba jugando con el Delay se me iluminó la bombilla.

Como palabra me pareció perfecta, de fácil legibilidad y buena sonoridad, además enseguida me di cuenta de que se podía jugar con el doble significado dependiendo del contexto y no es mucha la gente que sabe realmente al que está referida la marca.

Por eso a nivel gráfico quise reforzar el significado mediante el logotipo de la marca, que no es más que la letra “a” de Delay-Store que simboliza un potenciómetro de una mesa de mezclas.



¿A qué es debido el hincapié de la fabricación local, en Valencia?

Cuando empecé a gestar en mi cabeza el concepto de la marca, había dos premisas que eran innegociables:

Partiendo de que los materiales son los que son y que tienen una durabilidad, la ropa tenía que ser de muy muy buena calidad, que la pudieras usar mucho y que durara muchos años ya que Delay-Store no es moda puesto que la moda es pasajera. En definitiva, no iba a vender ropa que yo no me compraría ni me pondría jamás.

Que estuviera fabricada en Valencia en la medida de lo posible era muy importante por lo que comentaba en la pregunta anterior, que la gente la reconociera como algo suyo y que se sienta orgullosa de la marca.

Y recalco lo de en la medida de lo posible ya que fabricar la parte textil fuera de China o Bangladesh es totalmente inviable por costes de producción y mano de obra (más del 95% del textil que se fabrica en el mundo se fabrica en estos dos países), con lo que nuestro proveedor textil fabrica en Bangladesh pero todo el resto de los procesos los realizamos en Valencia, con empresas valencianas.


Cuéntanos un poco sobre tu persona, de donde eres y a qué te dedicas profesionalmente.

Soy una persona creativa, un tanto atípica para algunas cosas, digamos que siempre me ha gustado escapar un poco de lo convencional, pero sin llegar a ser un bicho raro.

Soy de Xirivella, Valencia, en mi adolescencia estudié bellas artes y más tarde cursé estudios superiores de diseño, obteniendo así la diplomatura en diseño de Producto.

También tengo mucho bagaje laboral como diseñador gráfico ya que estuve trabajando seis años en el departamento de diseño de una multinacional dedicada al sector cerámico en la que tuve la oportunidad de viajar mucho por casi todo el mundo, abrir mucho la mente, enriquecerme culturalmente y a valorar lo que tengo.

También he trabajado como freelance de diseñador gráfico sobretodo haciendo logos e imagen corporativa.

En la actualidad soy el propietario y creador de la marca de ropa Delay-Store en

www.delay-store.com.



¿Por qué crees que hasta ahora, a nivel local, hay tan poca oferta de moda relacionada con la música electrónica?

No solo a nivel local, en general creo que hay poca oferta y cuando hay poca oferta es porque no hay mucha demanda.

Por una parte creo que hay muy pocas marcas que estén apostando fuerte y con criterio, derivado de ello, no hay apenas tiendas físicas especializadas exclusivamente en ropa relacionada con la música electrónica.

Y creo que se debe a que en la actualidad la estética de la escena electrónica está definida por tendencias; como por ejemplo el negro absoluto para los amantes del Techno más puro y oscuro, las camisas estampadas y looks más “fresh” para los amantes de los ritmos más alegres y rítmicos y luego puedes ver también a gente que va con su camiseta de Space, dc-10, etc. A los festivales o gente que viste un poco más arreglada en locales donde suena el House.

Estéticamente Delay-Store unifica perfectamente todos los estilos y eso no es fácil, porque la música electrónica abarca muchísimo.

Hemos aparecido para quedarnos y para aportar algo nuevo de mucho valor.


¿Crees que la música electrónica sigue siendo para una amplia minoría?

Spain is different, creo que es un problema de raíz. En España somos muy propensos a estigmatizar las cosas y cuando se da ese caso, revertirlo es demasiado complejo.

Tenemos el ejemplo en nuestro pasado con la “ruta del Bacalao”, que quedó en la memoria de toda España como una etapa decadente de jóvenes que solo salían a drogarse, fines de semanas enteros sin dormir, accidentes en la carretera, etc.

Pero sin embargo la Movida Madrileña ha pasado al recuerdo como una etapa de proliferación de artistas muy importantes a nivel nacional y como cultura musical.

Creo que no hubieron muchas diferencias entre ambas escenas musicales, lo que está claro es que en una de las dos se supieron hacer las cosas mejor y creo que falta voluntad por querer hacer esas “cosas mejor” y desestigmatizar la cultura musical electrónica, ya que en el resto de Europa se concibe desde una perspectiva totalmente diferente.

Es cierto que cuando algo se masifica y se desborda pierde mucho su esencia como está pasando con Ibiza.

Cada año hay más festivales a los que asiste más y más gente y aunque no sean de temática electrónica, existe esa opción igualmente porque la gente lo demanda.

Así que en parte creo que es un concepto un poco ambiguo, pero si te diré que el que siga siendo para una minoría hace que siga preservando su identidad de origen y no perder eso es importante.



¿Cuál es tu criterio a la hora de plantear el diseño gráfico? ¿Y de comunicación?

A nivel gráfico tiene que ser muy legible y sencillo, pero a la vez cargado de mucha información.

Tiene que ser ambiguo y tiene que tocar los sentidos, tiene que tener referencias al mundo electrónico pero las cuales tú también puedas adaptar totalmente a tu rollo.

Sobre todo tiene que ser diferente y fresco y que no pase de moda, porque en Delay-Store no nos consideramos moda ya que la moda no deja de ser algo pasajero.

A nivel de comunicación quiero que se represente real. En la página web muestro el producto tal y como es, por ejemplo; se me ocurrió el concepto de fotografiarlas en la terraza tendidas con pinzas, me pareció muy original porque hay muchos momentos en los que ves así tu ropa (todo el mundo lava y tiende su ropa).

Luego para las fotos no he utilizado modelos de agencias ni influencers porque lo que se ve en Instagram y en las redes sociales me ha parecido siempre un mundo de fantasía e irreal y soy totalmente reacio a ello.

Simplemente quiero mostrar lo que es Delay-Store, autenticidad.


¿Qué es lo que más aprecias de tu proyecto?

Que he sido capaz de crear una marca enfocada a un sector muy determinado, entendido en la materia del cual está recibiendo muy buenas críticas y feedback.

Que no he caído en ir a lo fácil para intentar gustar a todos los públicos y aun así también está funcionando muy bien, y eso es realmente gratificante porque sabes que mediante tu marca estás acercando a gente a esta cultura que tanto te apasiona.

Siempre tuve muy claro mi deseo de que la gente que comprara mi ropa sintiera que está comprando algo exclusivo y he comprobado que queda más gente de la que pensaba que sigue valorando esto.

Estoy muy orgulloso porque soy muy autocrítico y no es lo más habitual que el resultado final sea mejor de lo que habías proyectado en tu mente.



¿Qué es lo que más hechas en falta en la escena local?

Pues que haya más locales que apuesten por ella porque creo que tenemos a gente con muchísimo talento.

Entiendo que debe de ser complicado en los días que corren apostar a nivel empresarial por algo que no es tan comercial, que traer a un artista de talla internacional con los cachés que hay en la actualidad conlleve tener que llenar la sala y sin tener del todo claro si vas a poder revertir la inversión, pero que sin embargo a los residentes de los locales los empresarios quieran que pinchen prácticamente gratis, es un sinsentido. Hay que apostar mucho por el talento local, que lo hay.

También abrir la mente e innovar con nuevos conceptos de local, no solo noche/after y fiesta porque la música electrónica abarca mucho más que eso y en Valencia estamos un poco encasillados.


¿ Qué artistas han sido importantes para tu educación musical? ¿Cuándo decidiste tomarte más en serio la música? ¿Y la música electrónica? ¿Hasta qué punto ha sido y es importante para ti?

Muchos y tocando varios palos, rap, disco, funky, etc. Pero solo me centraré en música electrónica: Carl Cox, Nicole Moudaber, Marco Carola, Maya Jane Coles, Dubfire, Paco Osuna, The Prodigy, Eric Pridz, J. Louis, Seth Troxler… Y hablado de géneros destacaría sobre todo el House, Funky House, Deep House, el Techno y un pelín el Tech House. Son los géneros en los que más disfruto tanto bailando como pinchando música.

Decidí tomarme más enserio la música cuando me di cuenta que la necesitaba para el día a día, para cada momento y estado de ánimo siempre hay una música específica que te recarga emocionalmente. Escucho prácticamente de todo y cuando digo de todo, es de todo.



¿Cuál es tu relación con la música electrónica? ¿Cómo surgió?

Soy una persona que se lo suele pasar bien en casi cualquier sitio y con casi cualquier tipo de música, necesito muy poco para ello, pero si es cierto que todo nace de las emociones vividas cuando he estado de fiesta en locales que ponían este tipo de música.

Jamás olvidaré la primera vez que entré en una discoteca y escuché con un buen equipo de sonido esos temas que había escuchado tantas veces en cintas de cassette y cd´s, es algo que se siente pero que cuesta mucho de explicar.

Por otro lado me encantaba comprar y descargar música para así hacerme mis cd´s que escuchaba todos los días hasta que los rallaba de tanto usarlos y quizás de esa afición por tener tanta música y clasificarla empecé a pinchar, cosa que no he dejado de hacer desde hace más de 15 años hasta día de hoy.


Para terminar, ¿qué expectativas tienes el próximo 2019/2020?

Que la marca vaya creciendo poco a poco y así poder vivir de lo que me gusta.

Y por otro lado tengo unas expectativas muy muy buenas con la relación profesional que mantenemos con la promotora Chromatic desde el año pasado.

Creo que es una colaboración que está funcionando y va a seguir haciéndolo muy bien, que unifica música de vanguardia y estética y que desde la modestia estamos abriendo un camino sin precedentes que puede atraer a mucho público.



© 2023 by ENERGY FLASH. Proudly created with Wix.com

  • unnamed (2)
  • unnamed (4)
  • unnamed (3)
  • Bandcamp-button-bc-circle-black (
  • unnamed (1)
  • unnamed (5)
  • unnamed