Gabriel Ferreira

Actualizado: mar 23

“La música electrónica es un puente y lenguaje universal que muy pocas personas llegan a entender”

En este principado electrónico, donde todo se rige por conceptos como pureza, elegancia y devoción por la música, admiramos a gente como el argentino Gabriel Ferreira, capitán del sello Ninefont, que es capaz de sacrificar sus mejores años por aportar su grano de arena a la causa, consiguiendo hacer lo que pocos saben hacer: que un género como el techno penetre por los poros de nuestra piel de la misma forma que lo hace con nuestras emociones. Así que hagamos como él, dejémoslo todo atrás sin dejar de bailar.


¿Cuándo y cómo te llegó tu interés por la música electrónica?

Desde chico siempre tuve interés por la música, especialmente escuchando. Creo que la base de cada uno de los artistas es marcada por las primeras bandas que te llegan al alma y te hacen ver otras realidades (Pink Floyd, Radiohead, entre otras). Hasta mi período de adolescencia, mi mundo giraba en torno a la medicina y el fútbol, pero el hobby por producir se me convirtió en adicción y en ese momento supe que lo que realmente me llenaba era la música. Por alrededor del 2005 mi hermano Javier estaba estudiando una carrera afín al sonido y traía constantemente programas y aplicaciones de producción y sonido a casa. Me llamaba mucho la atención plasmar melodías y ritmos que tenía en mi cabeza, ya que tenía buena afinación de oído y muchas ideas sin utilizar, además de sentir la facilidad de dominar cada instrumento musical que tenía en mis manos.

¿Hasta qué punto la música electrónica ha sido y es importante para ti?

Desde hace mucho tiempo y hasta hoy en día, cada interacción, momentos y sentimientos son plasmados con la música. Es por eso que juega un rol fundamental en mi vida. Pienso todo el día en ello, y vivo cotidianamente en relación a todo el mundo musical. Me siento una persona afortunada de saber que puedo trabajar en lo que me gusta y volcar toda mi energía en ello. Recorrí varias ciudades en todo el mundo, conocí mucha gente, modismos, costumbres, idiomas, pero lo más importante es que hice muchas amistades.

¿Cuándo sentiste que habíais logrado una estabilidad y un sonido que te definía como músico?

Siempre fui una persona que buscó una identidad y estabilidad en cuanto a estilo. Creo que fui tomando conciencia de ello con distintas experiencias y aprendizajes por los que fui atravesando. Además, el estar en plena relación con la escena, te hace reflexionar de que tienes que hacer valerte por ti mismo. La música que uno produce es el reflejo de su persona y su mente, cada sonido tiene que fluir, sin necesidad de copiar modas o estilos.

Creo que, por todo ello, no tengo un estilo que me represente. Simplemente las canciones que me salen son el resultado de mis hechos del día a día.

¿Cómo entiendes la música electrónica?

La música electrónica es, simplemente, un puente y lenguaje universal que muy pocas personas llegan a entender. Se trata de contar historias y relatos felices (o no), directos e indirectos.

¿Cómo valoras los cambios que ha sufrido la música electrónica desde que empezaste en ella?

Hoy se puede decir que la música electrónica se ha convertido en una moda que perdurará por mucho tiempo. Desde que empecé, la escena mundial ha crecido a gigantes pasos. Existen grandes festivales en distintos lugares de todo mundo, enormes producciones, y mucha gente trabajando en torno a ello. Recuerdo que cuando comencé a hacer música era impensado viajar de una ciudad a otra para ir a tocar en una fiesta, y menos pensado viajar hacia otro país. Hoy en día, no sólo es algo común, sino que se continúan generando ideas y todo sigue en expansión. Las redes sociales y la evolución de la conexión jugaron un rol fundamental, ya que todo lo que hacemos al presente y todo nuestro talento puede ser expuesto a lo largo del mundo con un simple click. Desde el punto de vista de la producción hemos tenidos muchos avances, ya que la era tecnológica crece a pasos agigantados. Existen nuevas herramientas para el artista, ya sea para Djing como para el productor (queda en uno tomarlas o no). Me gusta y realmente valoro cada evolución y simplificación en métodos de trabajo, pero sin dejar atrás las viejas y valiosas costumbres de lo análogo y físico, que terminan dándole el toque orgánico y humano a un artista.

En cuanto a tu lado clubber, ¿cómo ha sido tu relación con la experiencia de club desde el lado del público? ¿Solías salir en tus inicios, sigues saliendo ahora?

Solía salir mucho más en mis principios que en la actualidad, pero lo sigo haciendo. Es genial divertirse desde el otro lado, como clubber, además de que en cada fiesta aprendés algo nuevo. Se perciben climas distintos desde la pista. Puedes captar muchos detalles y utilizarlos para tu cabeza sin darte cuenta. Más de una vez he llegado a mi estudio después de una fiesta y me he puesto a hacer música, aunque en cero relación con el estilo que estuve escuchando.

¿Qué artistas han sido y son importantes en tu educación musical?

Siempre me consideré alumno de Marc Houle y Magda. Ellos me enseñaron y trasmitieron, no sólo el tomar riendas a mis ideas, sino la formación como artista. Me enseñaron que hay algo más detrás de la música y que puedo ser quien influencie a otras personas en distintos aspectos.

¿Cuál es tu criterio a la hora de producir? ¿Te decantas por alguna línea en concreto o cada composición es un mundo particular?

Como ya hablé anteriormente, cada track es un mundo. Cada día es distinto y la energía con la que uno se despierta es única con el correr del tiempo. Produzco cuando tengo ganas y cuando siento que realmente tengo ideas en mi cabeza. Como le ocurre a varios artistas, he pasado por meses sin hacer música, pero sin desesperar, porque sé que la inspiración llega en algún momento. Es allí donde hay que aprovecharla al máximo y desplegar todas las ideas posibles. Me ha ocurrido de pasar por meses y meses de ideas secas, y repentinamente, sacar diez canciones en unos pocos días.

El clima y los momentos por los que atravieso son 100% influyentes en mis ideas. Sol, luna, lluvia, nubes, nieve, y distintos sentimientos son de los que uno se deja influenciar. La energía corre y no nos damos cuenta. Quizá hasta soy capaz de inspirarme luego de una discusión para explayar mis ideas en un ritmo o melodía. Creo que es por todo esto que tengo música variada, centrada en un estilo, pero no encasillada en algo en común. Tengo música desde 80 hasta 130 bpm.

¿Crees que hablar hoy de techno ya no significa hablar de ‘techno’? O en otras palabras: como sucedía antes, ¿el techno vuelve a ser una palabra comodín que se puede aplicar a casi todos los sonidos de club? ¿No es más que una etiqueta, un reduccionismo, donde englobarlo todo y no prestar atención a los nuevos sonidos que se están formando?

Muchas veces este término es necesario para reducir todo a un estilo, pero todos sabemos que el verdadero Techno es el que nació hace varios años. Con el correr del tiempo se fueron empleando nuevos sonidos y nuevos instrumentos que fueron refigurando a distintos modismos. Desde mi punto de vista siempre fue una etiqueta, nunca me gustó catalogar nada.

¿Qué planteamiento haces con un género como el techno? Acostumbrados a un techno que tiende al negro, tu propuesta es mucho más luminosa, contundente y divertida.

Siempre me gustó innovar en ese sentido, hacer música distinta a la que se suele escuchar. Me gusta imponer, destacar, y hacer que cada persona que escuche algún track mío sepa distinguir mi estilo. Me gustan las percusiones a destiempo, sonidos nuevos y frescos. No tengo miedo al fracaso musical, hago lo que me divierte, y trato de hacer divertir a la gente con algo distinto, innovador, dentro de un mundo en donde el copy-pasteestá de moda.

Lo primordial y principal de un artista para tener éxito es tener algo propio, algo que lo destaque por sí mismo, sin mirar al resto y enfocándose plenamente en sus ideas.

¿Qué nos puedes adelantar de tu próximo EP: Karma (Ninefont)? (Aquí su review)

Karma es un trabajo realizado durante el 2016, compuesto por cinco temas que cuentan distintas historias, pero todas unidas por algo en común. Este pasado año fue uno de mis mejores años artísticamente, ya que estuve en varias ciudades de mi país (Argentina) y Europa. Recorrí muchos caminos, conocí infinidad de lugares y me dejé conectar con mucha gente de bien. Todo ello fue plasmado en música, con un track que domina al resto e impone el nombre del EP: Karma. Allí podemos escuchar una línea de bajo potente que suena durante la mayor parte de su recorrido junto al agregado de una melodía eléctrica y largos pads. Alteración me recuerda a momentos inquietos e incesables de baile, en fiestas diurnas, y con gente siguiendo el beat en cada segundo. Dogma tiene su nombre para encerrar la creencia de toda mi música en este EP. Es un track verdaderamente espontáneo, con un arpegiado a lo largo de toda su historia y con un sello típico de pads reflectivos. Swing es el track que considero más divertido dentro de todo el conjunto. Repleto de claps y cowbells a mi mejor estilo, y breacks que te hacen cambiar de paso. Thoughtful es mental y oscuro, con un beat marcado desde un arpegiador. Los pads finos arrastran el viaje a lo más profundo de tu mente. Todo el conjunto es, probablemente, uno de mis trabajos más espontáneos y sinceros, en donde muestro mi propio estilo en todas sus gamas. Es un placer lanzarlo por mi propio sello Ninefont. 

¿Cómo valoras tu momento actual en cuanto a producción y en cuanto a tu trabajo como dj?

Desde ya, siempre me gustó más mi trabajo de estudio porque disfruto más creando. Me siento en uno de mis mejores presentes en cuanto a producción, así como también como dj, en donde en mi fabuloso presente tengo la oportunidad de mostrar lo que hago en varios países y fiestas de todo el mundo.

En cuanto a tus producciones actuales y anteriores, ¿cuáles han sido las herramientas, instrumentos, programas y máquinas que has utilizado y utilizas?

He pasado por distintas etapas y fui teniendo momentos en donde te encariñas con ciertas herramientas y máquinas de producción. Pero si tengo que elegir me inclino por los MS-20, Polysix, Juno-60, y cajas de ritmo tr-808, tr-909. Mi programa y aplicación que utilizo habitualmente es el Live Ableton, donde me siento más cómodo y eficaz para armar lo que me proponga. Suelo grabar muchos sonidos con distintos objetos o vocales. Es por ello que me gusta este software, permite procesar de un modo fácil y rápido todo lo que quiero hacer.

¿Quieres compartir algún set en particular? Y si es así, ¿cuál fue tu criterio musical? ¿qué os inspiró?

Tengo varios sets en mi cabeza que han resultados épicos, ya sea por la energía o momentos por el que estaba pasando. Tuve noches geniales en Sisyphos (Berlín), Baum (Bogotá), La Dame Noir (Marsella), Fri-Son (Suiza), pero si tengo que elegir dos de mis mejores momentos fueron los siguientes:

La apertura que le hice a una amiga y referente que siempre me inspiró y enseñó durante todo mi camino artístico fue genial. Este set fue grabado en la noche junto a Magda, en Mandarine club, Buenos Aires. Con mucha gente amiga y seguidores en la pista, pude encontrar mi set sincero y dejar una pista caliente con la música que me gusta mezclar. Fue una noche inolvidable y agradezco haberla grabado.

La energía que se vive en Warung es distinta a todas. La gente es realmente calurosa y baila en todo momento. Disfruté mucho esta hora del set junto a mis amigos brasileros. Espero vivirla nuevamente en un futuro.

¿Crees que el “dj set” se está devaluando?

No lo creo, el presente de la mezcla se basa en la música en sí. El público busca calidad y originalidad musical, sin importar el set-up con el que estés mezclando. Es más, muchos artistas están volviendo a sus métodos originales porque son más auténticos, cada vez veo más djs mezclando con bandejas, y a su vez son cada vez menos los que hacen un Live set original. Valoro cualquier método de Djing, siempre y cuando tenga un buen criterio para el momento de la fiesta.

¿Qué echas en falta en la escena?

Siento que hace falta más compañerismo. Todos aquellos que viven de la música sabrán de que estoy hablando. Veo muchos boicot en fiestas, menos responsabilidades, más negocio. Siento que, en muchos lugares, es difícil de demostrar lo que hace un artista idóneo, porque cada vez se impone más la imagen sobre el talento. Como consecuencia de ello, pienso que es cada vez más difícil encontrar la originalidad en nuevos productores/djs. Hoy en día, por ejemplo, un RRPP se convierte en dj de día a noche. Al menos en Argentina, y en algunos países, se hace difícil trazar roles (organizadores, administradores, artistas gráficos, RRPP).

Otra cuestión que creo necesaria en nuestra escena argentina es el desarrollo de un organismo que ampare y nos represente como artistas, productores, managers, dueños de labels, organizadores de fiestas, dueños de clubes, etc. Actualmente en Argentina se está creando la AME (Asociación civil de música electrónica) para cubrir y ampararnos legalmente como nos merecemos.

Dentro de la escena europea, Berlín ha tenido un papel determinante en el estado actual de buena salud del género, ¿cómo valoras su importancia en los últimos años?

Berlín es una de las ciudades donde más me gusta tocar. La cultura y arte de la ciudad van siempre de la mano. Saben respetar al artista, lo toman como tal y lo valoran de otra forma. La música siempre va en constante progreso y cambio, y creo que repercute en varios lugares del mundo inclinándose como ejemplo de fiesta. Otros países lo son Francia y España, que imponen estilos y modas que llegan a muchos lugares del mundo.

En relación a los djs que están empezando, ¿cómo ves la situación actual para entrar en la escena?

Existen muchas herramientas que hacen todo más fácil y permiten incorporarte en el mercado rápidamente. El siguiente paso es el más difícil, son pocos los que encuentran su camino propio camino y ponen su marca distinguiéndose del resto. Muchos me preguntan cómo pueden entrar en el giro del éxito y comenzar a tocar, con lo cual mi respuesta siempre se inclina desde el lado del productor. Es esencial y fundamental conocer todas las variantes, y cultivarse de teoría y práctica para lanzarse como artista.

Hay un debate en el mundo de la música, que también toca de lleno a la electrónica, que se ha ido eternizando en nuestro país. Por un lado, parece ser que es muy difícil que te hagan caso tanto aquí como fuera, pero lo que cuesta en especial es lograr que te reconozcan también fuera de este país. Desde tu experiencia singular y respecto a lo que has ido viendo con los años, ¿cuál es tu opinión respecto a esta encrucijada?

No puedo responder bien porque, personalmente, cada vez me siento más confundido en cuanto a este debate… Mi encrucijada es al revés de lo que le ocurre a la mayor parte de los artistas, ya que tengo mucho más reconocimiento en el exterior que en mi propio país. Nadie es profeta en su tierra.

¿Qué dirías de los siguientes sellos, artistas y proyectos?:

Skelesys:

Además de ser un gran amigo es una gran persona y artista. Lo conozco desde 2012 cuando se acercó a hablarme sobre uno de sus proyectos. Desde allí supe que tenía que estar en mi equipo. Siempre apoyo y respeto todo lo que hace porque es un artista que transpira sensaciones y sentimientos a través de la música.

Marc Piñol:

Fue un caballito de batalla en mis dj set desde hace varios años, lo admiro y respeto como artista. Tengo un set de él que cada tiempo le doy play. Recomendable: Hivern Discs @ Red Light Radio 2016.

Fabrizio Mammarella:

Nunca tuve la oportunidad de conocerlo o hablar con él, pero desde ya que su música slow es increíble. Tiene tracks con melodías de graves que se salen de éxito. Su nombre siempre me hace pensar en el remix Le Pedé Bpm.

John Patter:

Jonas es un chico especial, en el cual nunca dudé de sus trabajos. Es uno de los pilares de mi sello Ninefont desde principios de su carrera. Tiene trabajos admirables y además es genial como persona. Intercambiamos mucha música cotidianamente. Este verano nos conoceremos personalmente y habrá mucho para hablar.

Dimitri Veimar:

Lo conocí a través de Meant, y desde ese entonces nunca lo pierdo de vista. Sigo todo lo que hace con mucha atención y nunca falta algún que otro track en mis sets ácidos. Además recomiendo y puedo decir que los trabajos que tiene en Clouded Vision son fabulosos.

Remain:

Remain es un amigo fiel, quien se pone a disposición de uno en cada momento. Aprecio haber conocido a personas como él, es de las que hacen falta tener a tu lado. He compartido varios trabajos como artista y alguna que otra fecha juntos. Uno de mis tracks favoritos es justamente un remix que le hice a él, que hasta el día de hoy sigo poniendo como live set encendiendo la pista de un chasquido: Dramona (Gabriel Ferreira Remix).

Meant:

Un sello y equipo al cual le tengo mucho respeto, ya que sigue su línea sin importar el resto. Impone su energía Indie con variedad y estilo. Muchos artistas que empecé a seguir fueron gracias a este sello. Tengo toda la discografía y varios vinilos de Meant.

Items & Things:

Fue el equipo que consolidó mi confianza con la música que produzco. Liderado por Magda, Marc Houle y Troy Pierce. Dentro de él hice muchos amigos artistas con los cuales sigo intercambiando ideas día a día. Items & Things me permitió entrar a un círculo, en donde no sólo se edita música, sino que se transmiten energías más allá de todo lo que conocemos. Desde su reseteo en 2010, pude entrar desde la periferia para entender qué es lo que estamos haciendo realmente en el mundo, y el por qué de cada una de nuestras interacciones como personas y artistas. Siempre creí que los tonos y frecuencias de mi música debían estar allí, y es por ello que edité dos EP. Various Items I y Good Trip.

¿Cómo surgió la idea de montar un sello como Ninefont? ¿Por qué clase de línea musical teníais pensado apostar?

Ninefont surgió en 2010 con la idea de editar la música que nos gustaba. Con mi hermano Javier decidimos enfocarnos en música original e innovadora, de esa que no suele sonar en todos lados. Con el correr del tiempo fuimos variando los estilos, pero siempre enfocándonos en lo sobresaliente y excéntrico. Hoy en día Ninefont se desordena en cuanto a fijar un estilo en particular, buscando unir la música y armando un equipo con un sentido orgánico y espiritual.

De un tiempo a esta parte, ¿cómo valoras la evolución del sello?

Desde sus inicios, Ninefont ha llegado a consolidarse como sello y equipo, siendo reconocido en muchos lugares del mundo. Siento que hemos progresado rotundamente y que aún lo estamos haciendo. Fuimos evolucionando como personas, artistas y compañeros. Lo que más valoro del sello es el grupo que se formó, la unión y fuerzas con las que todos vamos hacia adelante.

Tenemos gran variedad de música. Para cada momento de tu vida tienes una canción con la cual compartes el ánimo, y eso es genial.

Para concluir, ¿podrías contarnos algo de tus proyectos actuales y futuros? ¿Hacia dónde se dirige Gabriel Ferreira?

Hay muchos proyectos en vista, algunos cerrados y otros en tratativas, pero puedo decir que en cuanto a producción tendré dos lanzamientos con música fresca en formato vinilo, por un sello ruso y otro por un colombiano. Además de mi próximo lanzamiento en Ninefont, Karma, voy a estar liberando otro ep en formato digital con cinco canciones. También estuve produciendo mucha música en bpm bajos que me gustaría editar, pero al momento no he cerrado.

Hay muchas producciones sin lanzar, demasiadas, sólo tengo que esperar el momento adecuado para hacerlo. En cuanto a mis presentaciones tendré varias fiestas en mi ciudad Buenos Aires, y otras tantas en el resto de la Argentina. Estaré de regreso en Paraguay, y voy a estar haciendo un nuevo tour por Colombia. En Mayo, como de costumbre, volveré a Europa para presentarme en Alemania, Rusia, Polonia, Francia, y con calendario abierto para elegir algún otro destino.

© 2023 by ENERGY FLASH. Proudly created with Wix.com

  • unnamed (2)
  • unnamed (4)
  • unnamed (3)
  • Bandcamp-button-bc-circle-black (
  • unnamed (1)
  • unnamed (5)
  • unnamed