VTC: Valencia Techno Culture

Actualizado: 23 de jul de 2019



El proyecto Valencia Techno Culture es el resultado de la amistad de varios amigos, cuyo gusto por el arte, la música y conciencia social, les llevó a crear una plataforma donde tuviera lugar aquel sonido que conquistara su atención, copara su curiosidad creativa y uniera a todo interesado en la causa. Desde entonces, no han parado, siendo reconocidos internacionalmente, sin perder la fidelidad a la música y a su mensaje: arriba el ritmo, abajo las diferencias.

Conversamos con Borja Beltrán, artífice del proyecto.

Cuéntanos un poco sobre tu persona, de donde eres y a qué te dedicas profesionalmente.


Nací en València y llevo aquí casi toda la vida, es una ciudad que me encanta.

Actualmente estoy acabando los estudios de diseño gráfico y, en cuanto al ámbito laboral, los últimos años he estado trabajando en diferentes sectores y países, lo cual ha influido mucho en mis conocimientos.


¿Qué significa la electrónica para ti? ¿Cómo llegaste a ella?


En el instituto ya escuchaba algo de electrónica, pero para aquel momento tampoco me era de gran interés.

Mi amor y pasión por la música House y Techno comenzó concretamente cuando, tras acabar el instituto, me fui a trabajar a Londres un par de años para mejorar el idioma. Saliendo por los clubs de allí, descubrí una música que nunca antes había oído en Valencia y que se alejaba mucho de la música comercial que tanto repudiaba.

Desde ese momento, mi vida empezó a girar bastante alrededor de la música techno, que considero un estilo de vida y una filosofía, más allá de un mero estilo musical.

Por otro lado, también cabe añadir que los últimos años he escuchado otros géneros de electrónica como el dnb, psytrance, dub, minimal, trance, folktrónica..., pero siempre ha prevalecido mi gusto por el techno.


Diseñador, community manager... ¿Como te definirías?


En cierta medida, me podría definir como emprendedor, dado que a partir de tener una necesidad y no encontrar nada para cubrirla, al final he acabado creando yo mismo la solución. Es decir, cree lo que busqué y no encontré.

Gracias al proyecto de Valencia Techno Culture, aprovecho para desarrollar mis habilidades de diseñador, de community manager o de gestión de la marca en general, y mejorarlas.


¿Qué te llevó a crear un proyecto como VTC?


Como decía anteriormente, todo surgió a partir de una necesidad que encontré en mí mismo. Tras volver de mi estancia en Londres, me fue complicado encontrar en mi ciudad esa música que tanto me había fascinado, y del mismo modo encontrar gente a la que le gustase y poder salir con ella.

Se me ocurrió crear un grupo de Facebook donde agrupar en València a todos esos ‘incomprendidos’ a los que nos gustaba la música techno y no teníamos amigos con los que salir a este tipo de clubs, con el objetivo de crear una comunidad y conocer gente nueva. Con el tiempo el grupo fue creciendo y empecé a recibir mensajes privados de gente de fuera de València e incluso del extranjero, preguntándome por información sobre las fiestas en la ciudad.

De este modo, me junté con Ricardo, amigo de siempre que sí compartía este discurso y posteriormente también con Edgar, que conocimos después y a raíz de estas inquietudes, decidimos crear ‘Valencia Techno Culture’, sabiendo que una página nos daría mucha más flexibilidad que un grupo de Facebook. Queríamos poder informar mejor, sin fronteras, creando contenidos de todo tipo que queríamos compartir. Construimos el proyecto. Buscábamos una excusa para divertirnos y aprender, apoyando una escena musical y artística que consideramos necesaria; una expresión cultural muy rica para la ciudad de València, su cultura de club, con gran historia.


Aquellos que nos han seguido y apoyado desde el principio, han podido ver muy bien cómo hemos evolucionado en estos cuatro años, sobre todo a nivel de diseño e imagen donde, a falta de recursos, nos hemos bastado con nosotros mismos y nuestras habilidades para poder hacer de VTC lo que es hoy en día.


¿Por qué el techno como estilo prioritario en vuestro nombre?


Escuchamos todo tipo de electrónica. Sin embargo, el techno, en tanto que a música originalmente subversiva y de estética futurista, engloba bien el concepto sobre el que se asienta VTC y su filosofía de proyecto. No obstante, informamos también de fiestas donde predominan otros géneros como el house y el tekno. Posiblemente la palabra “techno” englobe bien, a nivel popular, esa música producida por máquinas que tanto hizo soñar a nuestros predecesores y, también ahora, a nosotros mismos, sin estar reñida con informar de otros géneros similares o subgéneros de música igualmente producida por computadoras que nos hacen volar y bailar igualmente en los clubs de Valencia.


¿Alguna vez te has dedicado a la programación? ¿Has hecho o vais a hacer fiestas también?


Por el momento, dado el tiempo que dedicamos a otras labores e inquietudes, no hemos llegado a hacer ninguna fiesta oficial, pero sí que tenemos varias ideas interesantes para el futuro.


¿Cuál es tu opinión respecto a cómo se organiza la prensa nacional de electrónica en España, con medios como Vicious, Dj Mag, Mondo Sonoro, Beatburguer, Vanity Dust, Orbita Magazine, Urban Magazine...? ¿Qué echas en falta en el periodismo de música electrónica?


Creo que hacen bien su función y ofrecen contenido interesante, desde luego. Sin embargo, tampoco esta prensa soluciona las carencias que he descrito antes y de ahí que VTC haya crecido rápidamente, ofreciendo una información más local y directa que estos medios.

¿Y sobre cómo funcionan las promotoras en España? ¿Qué echas en falta?


Lo hemos hablado alguna vez los compañeros de VTC. Echamos en falta un poco más de riesgo, apuestas más arriesgadas y que artísticamente cuiden aspectos más allá de la música, fiestas que engloben y se hagan bajo una filosofía o concepto más definido y que quede patente desde el principio en todo.


¿Cómo ves el panorama local? ¿Crees que hay más unión entre clubs desde que empezásteis hasta ahora?


Uno de los motivos que nos llevó a crear Valencia Techno Culture fue la escasa oferta musical que había en la ciudad. Creo recordar que sólo había dos o tres clubs que ofrecían ofertas de música electrónica alternativa y València era un panorama desolador de música comercial y espacios sin ningún interés musical ni cultural.

De este modo pensamos que, creando una plataforma informativa y un espacio digital que uniese a personas con mismas inquietudes quizás conseguiríamos aumentar la demanda, y con ello también la oferta. Y así es como ha ocurrido los últimos años, gracias a todas esas personas que han ofrecido fiestas de todo tipo enriqueciendo la noche de esta ciudad, a las que, con nuestras limitaciones, hemos intentado apoyar. Hoy en día València tiene una oferta bastante amplia todas las semanas, si la comparamos con la que había hace cuatro años.

En cuanto a la unión entre los clubs, del mismo modo he visto que ahora es mucho más fuerte que antes. Cuando comenzamos con VTC, los pocos espacios que había se hacían competencia y existían malos rollos entre ellos, de ahí el lema “Unidos somos más”, que pensamos entonces.


¿De qué modo crees que las redes sociales han transformado la cultura de la música electrónica?


Las redes sociales se han convertido en una herramienta muy potente de información, donde la interacción entre los usuarios es habitual y se generan nuevas redes y conocimientos. Gracias a ellas, tanto artistas como promotoras pueden darse a conocer en todo el mundo de una forma muy fácil, al igual que interactuar con su público y tener mayor cercanía con él. Las redes posibilitan visibilizar a nuevos públicos filosofías y formas de entender el ocio alejadas de los cánones establecidos con facilidad, y eso es también lo que hemos pretendido con Valencia Techno Culture.


¿Nos puedes contar algo sobre tus proyectos presentes y futuros?


Justo este mes en Valencia Techno Culture hemos llevado a cabo un par de proyectos nuevos que estuvimos preparando los últimos meses con mucha ilusión.

En primer lugar, realizamos la campaña de comunicación ‘La basura mata, recoge tu mierda’, cuyo objetivo es concienciar al público valenciano sobre cómo afecta la basura que dejamos en las calles de nuestra ciudad tras los botellones y cerca de los clubs y discotecas, y lo poco que nos cuesta recogerla y tirarla al contenedor, respetando así la ciudad, los clubs y el medio ambiente. Este proyecto lo realizaron fundamentalmente mi compañero Ricardo, y la artista Reyes Pe.


El segundo proyecto es el del merchandising de VTC, el cual consta de tres camisetas diseñadas por mí y que bastante gente llevaba tiempo preguntando por ellas.

En cuanto a proyectos futuros, podemos decir que tenemos muchas ideas que iremos desarrollando cuando nos sea posible.


Aparte del público local y español, hemos visto que también tenéis un gran número de seguidores a nivel internacional. ¿A qué se debe esto?


Por un lado, gran parte de este público son estudiantes erasmus o trabajadores que vienen a València por un periodo corto. Conectar con ellos es una forma de facilitar el hecho de encontrar clubs de música techno o gente con la que poder salir de fiesta, puesto que llegan a una ciudad desconocida donde la única oferta visible es ‘reggaeton’ o demás estilos comerciales. De ahí que a través de VTC pudiese abrirles las puertas a un ocio más enfocado a ellos.


Otra parte de este público son los que yo llamo ‘techno tourist’, que vienen a Valencia por un periodo muy corto para visitar la ciudad y aprovechar para salir de fiesta o conocer los mejores clubs de la ciudad. Gran parte de ellos suelen escribirnos directamente a la página para recibir una información más detallada o pidiendo recomendaciones.


Apreciamos mucho este público, puesto que nos gusta dar a conocer València y su cultura musical a nivel internacional.


© 2023 by ENERGY FLASH. Proudly created with Wix.com

  • unnamed (2)
  • unnamed (4)
  • unnamed (3)
  • Bandcamp-button-bc-circle-black (
  • unnamed (1)
  • unnamed (5)
  • unnamed