Danniel Kyo

"Valencia es una ciudad difícil para cualquier tipo de arte"

Entrevistamos al dj y productor Daniel Kyo.


¿Cuál es la ocupación primera de Daniel Kyo?

La ocupación primera de Daniel Kyo es la música, tanto en el estudio como en el club.

¿Siempre te interesó? ¿No hay otras cosas que te hubiera gustado ser, hacer o saber hacer?

La verdad es que nunca tuve una vocación que no fuese la música. Por supuesto que estudié una carrera universitaria y tal, pero nada que ver con lo que hago ahora mismo.

¿Hasta qué punto la música electrónica han sido y es importante para ti?

Pues desde que era pequeño ha sido todo lo que me rodeaba, porque al final la música de los 80 y 90 que era lo que sonaba estaba llena de sintes y demás instrumentos electrónicos por lo que todo sonaba un poco a electrónica. Y no sólo la música electrónica, me encanta la música en general y escucho mucho rock, new wave y cosas más raritas

¿Cómo ha sido tu relación con la música hasta alcanzar tu situación actual?

Es siempre un proceso largo y muy difícil. Mucha gente cree que es fácil llevar tu propio horario y marcar tus propios objetivos pero es muy difícil el camino del artista. Es como tener un trabajo en el que tú eres tu jefe y sólo te enfrentas a ti mismo para que todo salga bien y consigas tus metas. Muy costoso, pero a la vez muy gratificante

¿Qué aspectos de tu trabajo son los que más te apasionan?

Me encanta sobretodo el contacto con otras personas que también son amantes de esto. Me gusta mucho coger el papel de educador musical y transmitir mis influencias a los demás.


¿Cómo es tu día a día? ¿Cuál es tu dinámica de trabajo?

Intento tener un horario más o menos establecido sin grandes madrugones pero tampoco intentando alargarlo demasiado en la noche. 7 u 8 horas suele ser mi tope diario con productividad máxima.

Tenemos entendido que te gusta cocinar. ¿Cuáles son los platos que preparas más a gusto? ¿Alguna receta que recomiendes? ¿Pinchas igual que cocinas?

Jaja. Me encanta cocinar, y además creo que tiene muchas similitudes con pinchar. No sé si cocino o pincho mejor pero las dos cosas me apasionan. Es un proceso en el que rápidamente presentas tu trabajo a los demás y ellos te dan su veredicto. Una forma de disfrutar y aprender de cómo los demás reaccionan a lo que haces.

¿Qué te inspira para crear tus sets? ¿Cuál es tu criterio de composición?

Siempre es igual. Me preparo una amplia selección que crea que puede encajar en el club donde voy a actuar y luego ya me dejo llevar. Nada de órdenes preestablecidos ni nada por el estilo

¿Y de tus producciones?

Aquí la inspiración es más reflexiva, no es tan reactiva como cuando estás pinchando y todo va tan rápido. En el estudio estás tranquilo, tus pensamientos van más despacio y tienes tiempo para analizar todo lo que vas haciendo. Cualquier cosa puede ser motivo de inspiración para hacer música: un recuerdo, un aroma, un paseo, un libro, una película, etc.

Eres tanto productor como dj, ¿cómo un trabajo influencia el otro? ¿Te gusta hacer remixes de temas de otros artistas?

Remezclar es siempre super divertido. Además es ideal para cuando no estás tan fresco trabajando con tus temas originales.


Desde sus inicios, la música electrónica parece que nunca ha dejado de crecer ni cambiar, evolucionando en multitud de estilos diferentes. ¿Has tenido alguna vez la sensación de que la escena techno estuviese bloqueada o entrando en declive?

No, para nada. Y menos el techno, que es uno de los tipos de electrónica más puros y que siempre tienen muchísimos seguidores. Al final, tan solo son ciclos que van volviendo al punto de partida con pequeñas modificaciones.

¿Ves la música electrónica como un fin en sí mismo o como una actitud hacia las cosas, es decir, como una forma de expresar los momentos oscuros en los que vivimos a escala global? Nosotros vemos el techno como una respuesta del que no quiere rendirse a una era de consumismo, celebración desmesurada e hipersociabilidad. En Berlín, por ejemplo, se respira una actitud que parece que va en esta dirección. ¿Crees que se tiende ver así aquí, o más bien al contrario, como un fin en sí mismo?

Toda música underground va acompañada de una forma de ser subversiva. De hecho, siempre me ha parecido muy curioso que hay gente que parece que le gusta mucho la música alternativa pero en su vida diaria son muy conservadores. Es mi opinión, pero no entiendo un arte como la música sin un mensaje potente, y normalmente de cambio.

¿Crees que Valencia te ha ayudado en tu trabajo como dj y productor ha encontrar mejores vías para crecer y tener mayor difusión o más bien al contrario?

Valencia es una ciudad difícil para cualquier tipo de arte. Muchas otras cosas están muy bien para vivir aquí pero el tema musical y artístico en general está muy complicado. Ha sido mucho tiempo de una política anti-arte que ha acabado transmitiéndose a una generación de jóvenes que son los que acuden a los clubes. Por suerte, parece que la cosa está cambiando y cada vez veo más esperanzas de que mejore la situación.

¿Por qué es tan difícil un término medio en los clubs de Valencia? Parece que, o se apuesta por grandes nombres, de vez en cuando, o por eventos cañeros muy puntuales, ¿qué pasa en esta ciudad que no termina de consolidarse nada? ¿Crees que el antiguo modelo de Le Club ya no funciona? ¿Ya no se “vive” la electrónica igual? ¿Un modelo como el de Berghain, austero, oscuro, sin ornamentos ni cámaras fotografiando al dj, podría funcionar en Valencia? ¿Por qué en España lo hemos hecho tan mal y es imposible crear una atmósfera parecida?

En Valencia no hay termino medio porque no somos una ciudad grande con tendencias donde esto pueda suceder. Además, esta etapa de crisis económica es lo peor que podría pasar para la música y los clubes. Por suerte, como comentaba antes, esta situación hace que las personas busquen otras vías para salir adelante, y en algunas ocasiones esto se traduce en arte.

En España en general el problema es que la electrónica nunca ha sido cultura para los políticos y por tanto para la sociedad. En Alemania la electrónica es patrimonio nacional, por eso también la diferencia entre los clubes de allí y de aquí.

¿Y hacia dónde crees que se dirigen los clubs valencianos ahora?

Creo que hacia cosas más puntuales y mejor organizadas.

¿Qué te gustaría cambiar de la escena musical actual?

Muchas cosas! Aunque cada vez veo cosas más interesantes cambiando, sobretodo gracias a internet.

¿Crees que hay alguna relación entre la ciudad y la música que ahí se pincha y produce?

Claro, es algo cultural.

¿Cómo ves el público de los clubs de Valencia? ¿No abunda la gente que toma la música electrónica como mero atrezzo musical? O, en otras palabras: ¿Por qué la música electrónica casi siempre se asocia a la fiesta, a jugar dentro de las reglas de la industria del ocio y el entretenimiento nocturno?

Cada vez parece que va a mejor. A la gente, como siempre, le cuesta mucho romper las reglas pero parece que cada vez menos.

¿Qué esperas del público cuando pinchas?

Baile, y punto.

¿Has pensado en cómo se siente la gente al escuchar tus sesiones?

Siempre, y para mí es muy importante llevarles a algún sitio en cada una de ellas.

¿En qué proyectos y trabajos personales estás metido ahora mismo? ¿Podrías adelantarnos algunos detalles?

Principalmente mi nuevo trabajo “Running” que sale a la luz el 20 de Febrero en el sello Days Of Being Wild. También las nuevas fiestas Rritmo donde tendremos artistas muy interesantes. Además soy parte del festival ElectroSplash, un paraíso musical cada verano en el mes de julio en Vinaroz.

¿Cómo es tu relación con las modas musicales?

No soy de modas, pero es normal que si hay una corriente fuerte musical te acabe influyendo mínimamente al menos

¿Estás a gusto viviendo en un barrio como el de Ruzafa? ¿Algo que te toque los cojones?


Muy agusto, ¡y cero problemas!

En tu entorno, ¿qué problemas ves? ¿Qué te molesta cuando vas por la calle?

Cada vez me molestan menos las cosas. Necesito estar tranquilo. Cada uno que haga su vida y respete a los demás y ya está.

¿Y qué te gusta? ¿Qué lugares sueles visitar a menudo?

No soy de locales fijos. Quizá mi bar favorito es el Café Lola en la zona del Cedro, donde puedo tomar una cerveza con mis amigos y escuchar música genial.

¿Qué piensas del devenir político de España y de sus medios de comunicación? ¿Hasta qué punto los medios de comunicación han sido una fuente de tu trabajo?

Paso bastante de los medios, ya que ninguno es transparente. El mejor medio y más libre es internet, y cada vez lo empleo más.

¿Qué grandes temas y películas han sido y son determinantes para ti?

Cualquiera de Spyke Jonze por ejemplo.

¿Algún amigo al que te gustaría reconocerle por admiración?

Muchos y cada vez más, cada vez encuentro más cosas buenas en mis amigos.

También tenemos entendido que eres un sibarita con una singular capacidad para guiar hacia los mejores restaurantes, centros de arte, librerías, clubes… Imagina que alguien que viene de fuera quiere disfrutar en condiciones de lo que ofrece Valencia, ¿alguna recomendación a la altura de las circunstancias?

Yo me le daría una vuelta por el centro histórico y acabaría en el restaurante La Salvaora seguramente.


¿Algo que te haya llamado la atención últimamente?


Poco.

¿Te parecen cómodos los clubs donde se pincha música electrónica? Parece que, o hay mobiliario para aquellos que se lo pueden permitir o estás condenado a un mobiliario que parece que no se corresponde con el tipo de música. ¿Qué echas en falta en ese sentido?

Mejor sonido, pero en Valencia por tema legal es complicado.

¿Por qué volver al techno de los 90?

El techno siempre está ahí, y empezó a principios de los 90. Yo siempre soy amante del old school, así que por eso me gusta mucho esa época del techno.

¿Cuál es el aprendizaje más relevante que has adquirido a lo largo de estos años?

Mucho, y cada día es un día más para aprender. No hay que dejar nunca de hacerlo, creo que alarga la vida de alguna manera.

¿A dónde te gustaría viajar y por qué? ¿Qué harías luego allí?

Por suerte he viajado bastante gracias a la música, pero aún me queda algún sitio como Cánada, que últimamente me apetece mucho por el carácter que desprende el país.

¿Algún sueño recurrente?

Sueño con que pequeñas metas cercanas se cumplan, para conseguir cada vez metas más grandes.

¿Qué propondrías para hacer de nuestra vida algo mejor?

Leer muchos libros.

Si pudieras montar un buen pitote, ¿cómo sería? ¿Qué gente iría? ¿Qué música sonaría?

Una fiesta de máximo 200 personas con buen sonido y sólo amigos.

Para concluir, ¿podrías contarnos algo de tus futuros proyectos? ¿Hacia dónde se dirige Daniel Kyo?

Este año tengo muchos trabajos para salir en sellos de primer nivel por lo que creo que va a ser muy bueno para lo profesional y estoy realmente motivado. También tengo actuaciones pronto aquí y fuera de Valencia por lo que muy motivado de cara a verano.



© 2023 by ENERGY FLASH. Proudly created with Wix.com

  • unnamed (2)
  • unnamed (4)
  • unnamed (3)
  • Bandcamp-button-bc-circle-black (
  • unnamed (1)
  • unnamed (5)
  • unnamed