Manuel Pinazo [Muzikalia]

"Todo cabe en nuestra revista, siempre que nos parezca interesante"

Manuel Pinazo está detrás de la revista musical Muzikalia; una plataforma con dos décadas a sus espaldas. No es el mejor tiempo para el periodismo cultural, pero ahí siguen, ofreciendo un contenido único, singular y diferente, contra viento y marea.


Muy buenas chicos, lo primero de todo, ¿cómo estáis? ¿Cómo estáis sobrellevando el confinamiento?


¡Hola! Pues estamos bien, dentro de lo que cabe, como todo el mundo en esta extraña situación. A todos nos ha pillado cerca o relativamente cerca y nos hemos llevado más de un susto.


¿Cómo os conocisteis?


En mi caso fue de casualidad. A principios de 2000 estaba buscando algo de música en Internet, por aquél entonces apenas había medios musicales, y di con una web llamada Muzikalia en la que decían que buscaban colaboradores. Yo soy periodista, por aquél entonces había escrito de música en algunos proyectos y me animé a participar. La revista la montaron Sergio Picón y Núria Ferré, poco a poco fuimos sumándonos más, la cosa fue creciendo casi sin darnos cuenta y hasta hoy, que llevamos 20 años y somos cerca de 20 personas las que la sacamos cada día adelante.


Contarnos la historia de cada uno en relación a la música más independiente, ¿cómo llegasteis a ella? ¿Cuáles fueron vuestros primeros discos?


Yo empecé a escuchar música desde bien pequeño. Con 13-14 años ahorraba la paga semanal y me compraba cintas de mis grupos favoritos que oía en la radio o en programas de la tele. Iba acumulando discos de The Cure, Depeche Mode, The Smiths, U2, INXS, Pet Shop Boys, Ilegales… Empecé a ir a conciertos a los 17-18 años y por haber nacido a principio de los 70 pude ver a Ramones, David Bowie, Prince y otros mitos. Viví en primera persona la eclosión del noise pop, la música Madchester, el shoegaze, el grunge, el britpop, el trip hop y el indie en España, claro.


¿Cuándo decidisteis trabajar en la música de forma profesional?


Como digo soy periodista y desde siempre he compatibilizado mis trabajos en agencias de comunicación con escribir sobre música. Aparte, a principios de siglo entré a formar parte del departamento de prensa de un importante festival español en el que estuve durante seis años.


¿Cómo llegasteis a formar Muzikalia? ¿Por qué decidisteis llamarlo así?


Muzikalia nace en octubre de 2000. La montan dos amigos de Barcelona, Sergio y Núria. Lo del nombre habría que preguntárselo a ellos.


¿Qué música os interesaba al principio y cómo fue evolucionando vuestro criterio?


Muzikalia como os digo nació de la mano de Sergio Picón y Núria Ferré. En un primer momento venía a llenar el hueco que había en Internet donde escaseaban este tipo de formatos. Estábamos Mondo Sonoro, Indyrock y muy pocos más.


No nació con la intención de hacerlo un proyecto rentable o al que sacarle rendimiento económico y quizá ahí radica el que hayamos sobrevivido tantos años. Todos lo compatibilizábamos con nuestros trabajos y buscábamos en ella una vía de escape y un medio para disfrutar de lo que nos gustaba.


Fuimos pioneros en muchas cosas, tuvimos un foro muy activo donde miles de personas compartían sus historias a diario, hacíamos chats con artistas punteros de la escena independiente española y de manera casi inconsciente crecimos mucho durante nuestros primeros cinco años. Lo que nació como un mero entretenimiento se terminó convirtiendo en una revista consolidada, respetada y con muchas visitas.


Hacia 2005 nos dimos cuenta que casi de manera inconsciente teníamos más visitas que la mayoría de medios similares y empezamos a ser considerados por festivales y discográficas que confiaron en nosotros. Poco después FNAC en Madrid y Barcelona nos encargó programar a bandas emergentes para sus tiendas de Callao y Triangle, una experiencia muy guay.

¿Había una necesidad de un proyecto como Muzikalia? ¿Creéis que, por lo general, falta espacio para la música independiente en los medios de comunicación más mayoritarios?


Había un vacío, como he contado antes. Lo que dices de la música independiente es algo que con los años se ha ido diluyendo y es difícil de distinguir. La música es música y nosotros desde hace bastantes años nos centramos en la que nos emociona, ya sea hablando de un grupo independiente que se autoedita (tenemos una sección de emergentes con actualización diaria desde hace más de 10 años) o de clásicos como Sinatra. Todo cabe en nuestra revista, siempre que nos parezca interesante.

¿Qué aporta cada uno en este proyecto?


Muzikalia es una pequeña familia, aunque seamos cerca de 20 personas. Hace varios años que Sergio y Núria se desvincularon del proyecto y decidimos que fuera yo quien siguiera adelante él, había crecido tanto que no podíamos dejarlo morir. Desde hace unos cuantos años me convertí en el propietario, la dirijo e intento que sigamos creciendo todo lo posible, para nosotros es un entretenimiento que nos da muchas alegrías. Fidel Oltra es mi mano derecha, un importante apoyo al coordinar la redacción, la sección de emergentes, la agenda y las relaciones con promotoras.


Luego hay otros compañeros que aportan un montón en distintos ámbitos de Muzikalia. Chema Domínguez en la editorial que hemos puesto en marcha hace unos meses y que se estrenó con el libro ‘Había una vez… Sr. Chinarro’ y en labores de publicidad. Raúl Julián, Raúl del Olmo, Luis Moner, Raquel García, JJ Caballero… no quiero dejarme a nadie, porque todos están ahí siempre. Seguimos aumentando el número de colaboradores, empezamos a tener un salto generacional interesante, ya que algunos redactores podríamos ser padres de otros ☺ y estoy muy contento con lo que aporta cada uno.


Desde que empezasteis hasta ahora, ¿cuánto ha cambiado Muzikalia? ¿Qué cambios habéis notado en su concepto y desarrollo con el tiempo?


Ha cambiado mucho todo. Al principio éramos cuatro gatos, el boom de Internet hizo que proliferaran cientos de blogs que por un lado enriquecían el sector, pero en algunos casos lo llenaban de amateurismo. Hoy en día es una pequeña jungla en la que es difícil sobrevivir y buscar la estabilidad económica. Tenemos que salir a demostrar lo mejor de cada uno para ganarnos la confianza de anunciantes, discográficas y promotores. No es fácil, la verdad.


¿Creéis que a la música independiente le queda mucho aguante o dada las situaciones actuales, empieza a flaquear esta pequeña industria?


Como te decía es difícil distinguir ya entre música independiente y no independiente, pero sí. Los pequeños grupos se enfrentan a una situación tan difícil como la nuestra. La crisis que asola al sector es endémica y no se le ve fácil solución. Para ellos depende de caer en gracia y entrar en el circuito de festivales, que cada día parece más cerrado y limitado a las mismas bandas. Si eres de los que consigues meter la cabeza, tendrás más posibilidades de conseguir estabilidad, porque te llamarán para tocar en muchos sitios. Si no, tocará luchar como hasta ahora.


¿Tenéis alguna anécdota especial con alguno de los artistas que habéis entrevistado?


He tenido mucha suerte de poder entrevistar a grandes artistas a los que admiro desde siempre, incluso de mantener contacto con algunos de ellos. Guardo especial cariño un saludo que hice a Leonard Cohen emocionado al verle bajar de su autobús de gira, al que me respondió levantándose el sombrero, sonriéndome y diciéndome: “Thank you, friend”.


¿Qué es lo que más os gusta del trabajo que hacéis?


La satisfacción de que alguien te lea y descubra un grupo, que se anime a escuchar un disco o a indagar en la carrera de un artista. Para mí escribir de música es compartir una pasión con otra gente, más que criticar el trabajo de otros. Lo paso mal al hacer reseñas negativas, trato de argumentarlas todo lo posible, porque siempre tengo en cuenta el trabajo y el esfuerzo que hay detrás.


¿Qué otros medios admiráis de música y quienes han sido referentes para vosotros?

Soy gran admirador de la revista Mojo, me encanta. En España la desaparecida Rockdelux nos abrió los ojos a muchos y es sin duda el referente en el que todos nos miramos. Tengo gran respeto por el resto de revistas como Muzikalia, muchas de ellas las leo con mucho interés, siempre en función de mis gustos personales, claro.


¿Cómo veis la situación del C19 en la industria musical? ¿Qué implicaciones pensáis que puede tener?


Ha sido un golpe importante, para músicos, para trabajadores del sector, para festivales, salas, medios como nosotros… Costará recuperarse de esta, pero lo haremos. El vivir siempre en la precariedad te ayuda a resistir, aunque por desgracia no es algo que pueda hacerse eternamente.


¿Y en los medios de comunicación? ¿Creéis que vamos a un cambio de modelo donde pueden quedarse por el camino algunos medios?

La sostenibilidad de los medios musicales es un problema muy serio. Todos dependemos de la publicidad, en gran parte de promotoras de conciertos y festivales que ahora mismo no se celebran, con lo que imagínate el agujero que nos ha hecho a todos. Que nuestra viabilidad dependa de ellos es una verdadera lotería, ya que te arriesgas a que confíen o no confíen en ti, con lo que es necesario estudiar nuevas fórmulas para poder vivir de esto.


¿Qué pensáis que sería necesario para “reinventarse” con el panorama que está por venir?


Esto sonará raro a muchos, pero el futuro está en la suscripción. Genera un grandísimo rechazo que un medio que has leído de manera gratuita siempre te pida una cuota mensual por acceder a sus contenidos, pero la gente debe entender que hay un trabajo detrás de eso y gente que querría vivir de ello. Si hemos conseguido pagar por ver series y películas o escuchar música en streaming, ¿por qué no podríamos pagar 5€ al mes para leer nuestra revista favorita? Es un camino largo, pero terminará por llegar si no queremos que el 80% de medios desaparezca.


¿Podríais recomendarnos algunos tracks para amenizar el confinamiento?


Afortunadamente, cada vez estamos menos confinados. Yo recomiendo a todo el mundo al que le guste la música que se dedique a descubrir novedades, a disfrutar con esos discos que siempre le han acompañado y además, a hacer el esfuerzo por recuperar esos clásicos que aún desconoce y siempre enriquecen.


¿Qué podéis contarnos de vuestros planes futuros? ¿Qué podemos esperar en el futuro de Muzikalia?

Muzikalia quiere seguir consolidándose, seguir generando contenidos de calidad y continuar siendo un referente. Potenciaremos nuestra editorial con nuevos e interesantes libros, aumentaremos nuestra sección de podcasts y buscaremos nuevos formatos para seguir convenciendo a la sólida base de lectores que nos acompañan. Esperamos aguantar muchos años.


Muzikalia

© 2023 by ENERGY FLASH. Proudly created with Wix.com

  • unnamed (2)
  • unnamed (4)
  • unnamed (3)
  • Bandcamp-button-bc-circle-black (
  • unnamed (1)
  • unnamed (5)
  • unnamed